Buenas noches reciclador@s. Llevo dándole vueltas toda la tarde y no se me podía pasar publicar este post de un ECO-TRUCO. Justo antes de salir de casa para abrir La Trapería, ha comenzado a llover y mi madre (y yo detrás), a salido disparada a poner un plástico para cubrir la ropa que tenía tendida. Esto me ha recordado que mi madre, en su infinita sabiduría, se dedica a recoger los charquitos de agua de lluvia que se forman en el plástico, ya que según su experiencia, sirve para regar las plantas y crecen más bonitas, porque es mejor agua. También pone un cubito de plástico en la terraza con este mismo fin, y así poder ir regando más cómodamente en días posteriores. Además del evidente ahorro en un bien muy preciado, les regala a las plantas de nuestra terraza un agua libre de cloro y demás químicos. No debe estar muy equivocada, porque lo cierto es que las plantas están preciosas. Besines.

Anuncios